Homenaje al libro: traduciendo al eslovaco

Posted on 9 mayo, 2013

0


El pasado 23 de abril celebramos en nuestra biblioteca el Día Mundial del libro con unas jornadas de lectura de fragmentos seleccionados de “Don Quijote de la Mancha” de Cervantes en su edición original y en su traducción al eslovaco. Las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza fueron revividas por los alumnos de la sección Bilingüe eslovaco-española del instituto Federico García Lorca. Más tarde tuvimos una jornada de puertas abiertas para que nuestros usuarios pudiesen conocer algunos de los autores que llenan nuestras estanterías.

dia_libro_2013_1

Como homenaje al libro publicamos esta traducción al eslovaco de Petra Pappová* de un texto de José Luis Sampedro, escritor y destacado intelectual fallecido recientemente en España.

Se pone de manifiesto así el interés existente entre el profesorado y el alumnado eslovaco por aprender y conocer a fondo una lengua y una cultura contribuyendo a su enriquecicimiento y difusión, facilitando el intercambio cultural.

dia_libro_2013_2

Se trata de una breve declaración de intenciones que pretende homenajear una vez más a uno de los grandes escritores contemporáneos y elevar la lectura a una forma sutil de viajar: del paseo por las estanterías de una librería al fértil mundo de las letras hasta llegar a conocer rincones insólitos, heroicas historias, extraños mundos… Aquí te dejamos el texto en español y en eslovaco, y te invitamos como lo hace Sampedro a que te dejes seducir por la magia de los libros.

 Navegando entre libros

¿Habéis navegado alguna vez en un velero a lo largo de la costa, movidos por una suave brisa que susurra en las velas, y viendo a poca distancia cómo van apareciendo y quedando atrás los detalles del litoral? Estáis viendo una playa con un círculo de casitas, blancas y rojas, al pie de un monte, pero dobláis un promontorio y el mundo cambia: es ahora un alto acantilado a pico sobre el mar con orilla de espumas embravecidas. Y más allá es un puerto, grúas alargadas al cielo, inmensos buques cargando… La vida se desliza ante nosotros.
Pues bien, ésa misma experiencia, pero mucho más rica, más llena de sorpresas, la vivo yo en las grandes librerías. Entro en una y me rodean los muros tapizados de estanterías llenas de libros y, aunque ellos no se mueven, mi lento paso va dejando atrás el universo de las matemáticas y el de la zoología, mientras se me ofrecen, en generosa variedad, los estantes de novelas extranjeras, títulos algunos que conozco, otros tan prometedores y sugestivos que me gustaría desembarcar en ellos, incluso al pasar acaricio un volumen, lo abro al azar, casi voy a caer… ¡pero es tan largo mi viaje, hay tantos horizontes alrededor que continúo! Ahora navego con cuidado, he de sortear islotes que se alzan en mi mar: mesas cubiertas de libros con portadas, fotos de autores, diseños atrayentes… No puedo remediarlo, cargo un libro en mi esquife y sigo, pues ahí veo relatos de viajes, fotos exóticas, mapas reveladores, cargo con otro: un bello recorrido por el Afganistán, sus montañas nevadas al fondo, sus caravanas en el desierto, las más preciosas sedas sobre el áspero lomo de camellos ¡me quedo con él, me quedo con él! Así podré viajar cuando quiera a donde nunca podría ir sin este libro, porque unos salvajes ya han destruido sus bellezas…
Esa navegación en la librería, en mi carabela de los descubrimientos, y esa conquista fácil de otros mundos, de otras vidas, que nunca conocería sin el libro es la fuerza, la magia, la salvadora vivencia de la lectura. Desde que, en mi infancia, Salgari me llevó a vivir entre los bucaneros del Caribe, hasta ahora en que puedo asomarme a las mitocondrias y su discutido misterio en las células, mientras yo no pierda los ojos ni la razón, la lectura llenará mis deseos, provocará otros y me descubrirá lo que no sospecho dando a mi limitada vida física perspectivas innumerables.
¡Desdichados los que se privan de estas navegaciones insustituibles, indispensables, enriquecedoras! ¡Abramos sus ojos a la lectura!

Plavba medzi knihami

 Plavili ste sa niekedy plachetnicou pozdĺž pobrežia, poháňaní jemným vánkom, ktorý šepká do plachiet a pozorovali ste zblízka, ako sa fragmenty brehu vynárajú a strácajú v diaľke? Vidíte pláž s kruhom domčekov, bielych a červených na úpätí hory, ale zahnete za roh a svet sa zmení: teraz je strmým útesom nad morom s brehom z rozzúrenej peny a neskôr prístavom, žeriavmi týčiacimi sa k nebu, obrovskými loďami prijímajúcimi náklad… Život pred nami len tak prekĺzne.

Nuž, takú istú skúsenosť, no omnoho bohatšiu, plnú prekvapení, zažívam vo veľkých kníhkupectvách. Vstúpim a obklopia ma steny obložené policami plnými kníh a napriek tomu, že sa nehýbu, môj pomalý krok míňa svet matematiky a zoológie, zatiaľ čo sa mi núkajú vo svojej štedrej rozmanitosti police cudzojazyčných románov, niektoré názvy sú mi známe, iné znejú sľubne a pôsobivo, až tak, že by som sa chcel na nich vylodiť, dokonca, keď okolo nich prechádzam, pohladím jeden zväzok, náhodne ho otvorím, takmer spadnem… no moja cesta je taká dlhá, toľko obzorov je navôkoľ, že musím pokračovať! Teraz sa plavím opatrne, musím sa vyhnúť skalným výbežkom, ktoré sa týčia v mojom mori: stoly pokryté knihami s obálkami s fotkami autorov s vábnym dizajnom… Nemôžem si pomôcť, jednu knihu naložím do môjho člna a pokračujem, tam ďalej som zazrel cestopisy, exotické fotografie, objavné mapy, nakladám ďalšiu knihu: krásny výlet Afganistanom, v pozadí jeho zasnežené hory, jeho karavány v púšti, ten najcennejší hodváb na drsnom chrbte tiav. Nechám si ju, nechám si ju! Takto budem môcť cestovať kedykoľvek budem chcieť tam, kam by som bez tejto knihy nikdy nemohol ísť, pretože akýsi barbari už zničili jeho krásy…

Na tej plavbe v kníhkupectve, v mojej plachetnici objavov, v tom ľahkom dobývaní iných svetov, iných životov, ktoré by som bez kníh nespoznal, v nich leží tá sila, to čaro, to spásne bytie čítania. Odvtedy, ako ma v detstve Salgari odviedol do sveta pirátov z Karibiku až dodnes, kedy sa skláňam k mitochondriám a k spochybňovanému tajomstvu ich buniek, až kým nestratím zrak a rozum, čítanie bude napĺňať moje túžby, vyvolá ďalšie a odhalí mi to, o čom ani netuším a tým daruje môjmu obmedzenému telesnému bytiu nespočetné uhly pohľadu.

Prekliati sú tí, ktorí sa zriekajú týchto nenahraditeľných, nevyhnutných, obohacujúcich plavieb! Otvorme ich oči k čítaniu!

*Petra Pappová, PhD, profesora de la Facultad de Humanidades de la Universidad Constantino el Filósofo, de Nitra. La traducción fue presentada en los días de la cultura española que organiza anualmente dicha facultad.

Para conocer a fondo a José Luis Sampedro  puedes revisar los anteriores post del blog o visitar su página web oficial 

Anuncios