El teatro del Siglo de Oro

Posted on 6 julio, 2016

0


La Facultad de Pedagogía de la Universidad Comenius de Bratislava recibió la semana pasada la visita del doctor Simon Kroll, hispanista de la Universidad de Viena que se ha especializado durante los últimos años en el estudio de la Literatura del Siglo de Oro Español y, concretamente, del teatro barroco del siglo XVII.

Su conferencia sobre el tema se dividió en tres jornadas consecutivas que comenzaron el lunes 27 y finalizaron el miércoles 29 de junio en el aula R-209 de la facultad. La primera de estas intervenciones versó sobre “El teatro del Siglo de Oro: el problema de los textos”, mientras la segunda presentó a los tres grandes autores de esta época bajo el título “El sistema teatral del Siglo de Oro: Cervantes, Lope y Calderón”.

20160629_092317

La ponencia de la última jornada comenzó a las 09:15 ante un público compuesto por estudiantes y profesores de la universidad. En esta ocasión, Kroll optó por analizar “La comedia cómica del Siglo de Oro”, restringiendo así el concepto barroco de comedia a su empleo actual como “obra de humor”. Se trata este de un género minusvalorado históricamente según los escasos estudios que se le han dedicado, aunque algunos tan importantes como los de Erasmo, Bajtin, Bergson, Freud o Cixous. El profesor quiso ilustrar este olvido con la novela “El nombre de la rosa” de Umberto Eco, autor y semiólogo fallecido este mismo año, que ficciona como novela policiaca el destino del volumen perdido de la “Poética” de Aristóteles que, según él mismo prometía, iba a tratar sobre este género literario.

Entre los numerosos casos de obras cómicas en el Siglo de Oro Español, Simon Kross eligió dos títulos representativos de la época. En primer lugar, ejemplificó el concepto de enredo que suele articular estas obras mediante “El secreto a voces” de Calderón de la Barca. En su amplio esquema de personajes se puede comprobar ya la enorme complejidad de la trama, donde las intenciones de cada uno se enfrentan constantemente para impedir que la trama avance hasta el final. Como recursos utilizados por Calderón, el profesor ha explicado su sistema de versos acrósticos para transmitir secretos, las referencias polivalentes, el uso de la redondilla para dar ritmo a los diálogos, el adelanto del público sobre los personajes o las colecciones de chistes que, sobre todo, Lope de Vega introducía en sus obras para provocar la carcajada

Tras un breve descanso, la conferencia se reanudó con Miguel de Cervantes, autor de “Don Quijote de la Mancha”, por supuesto, pero también de varios entremeses tan ingeniosos como “El retablo de las maravillas”. En este caso no se trata solo de un enredo cómico como el de Calderón, sino de una propuesta “radical” a la que Simon Kroll no ha encontrado más analogía que a principios del siglo XX. Cervantes propone una sátira del propio teatro que pretende cuestionarlo, destruirlo literalmente, con la entrada final de una compañía de soldados dispuestos a desmantelar la representación. Según el profesor austríaco, quizá se deba a esta radicalidad que el teatro de Cervantes, a pesar de todos sus esfuerzos, no alcanzó el éxito reservado a Lope de Vega o Calderón, los otros dos maestros del género teatral durante este Siglo de Oro.

20160629_095358

Anuncios
Posted in: Noticias